29/10/2017 - 17:08

Antonio José Fernández, un periodista del papel a las ondas

En la actualidad se puede oír su voz en Canarias Radio la Autonómica, sin embargo estuvo 16 años escribiendo crónicas periodísticas de Telde

Álvaro Monzón

Antonio José Fernández, un periodista del papel a las ondas
Antonio José Fernández, en los estudios de la Radio Autonómica (Foto Nacho González Oramas)
Álvaro Monzón

Aunque nació en la capital, desembarcó en Jinámar entre 1982 y 1983, en la conocida como segunda fase. “No había prácticamente nada. Recuerdo aquellos primeros días sin luz, bajando a la calle a llenar garrafas de agua con una cuba, las aceras a medio hacer”. "Me considero teldense por los cuatro costados. Más bien, jinamero. A veces lo digo para presumir y a veces para meter miedo”, apunta a modo de broma.

 

Fueron comienzos duros. “Mis padres, que nunca tuvieron el privilegio de poder pisar un colegio más allá de los 8 años y debieron ganarse pronto la vida trabajando en lo que saliese, lograron por puntos un piso en el antiguo Polígono de Jinámar (hoy eufemísticamente llamado Valle) y allí nos mudamos los cinco: ellos, mis dos hermanos y un servidor. El único colegio abierto era el Montiano Placeres, donde estudié 3º y 4º de EGB. Después pasé al Rafael Alberti, que estaba 100 metros más cerca de mi casa”.

 

Mientras cursaba estudios universitarios, “pude realizar prácticas en varios medios de comunicación. El primero de ellos fue Diario de Las Palmas, en 1995, donde tuve mi primer contacto serio con la profesión tras algunas colaboraciones puntuales en la península con otros de carácter local. Aquel periódico siempre fue una gran escuela de profesionales porque el hecho de salir por la tarde (fue el último periódico vespertino que cerró en España) te obligaba a buscar temas y enfoques novedosos en relación a lo que ofrecían los rotativos de la mañana. Repetí prácticas en 1996 y 1997, teniendo la suerte de coincidir con magníficas personas. Sé que no es justo dar nombres, pero el corazón me obliga a citar, especialmente, a Miguel Luis Barrera y Cristóbal Rodríguez. Dos redactores jefe a los que el periodismo en el archipiélago les debe mucho. En ese periodo, además, también toqué otros medios: hice más prácticas en Radio Nacional de España junto a Federico Campos y en TVE cuando Francisco Moreno era su responsable”.

 

Tras concluir sus estudios de Periodismo en la Universidad de Málaga, inicia su trayectoria laboral en la agencia ACN Press como colaborador. Eso fue en marzo de 1998 y de aquella etapa “guardo gratos recuerdos, como el de haber conocido a grandes compañeras y profesionales, como Leticia Martín, Odra Rodríguez y Olivia González. En 1999 me llegó una oportunidad en COPE Las Palmas, donde trabajé como locutor y redactor en los servicios informativos hasta que recibí la llamada de La Provincia/Diario de Las Palmas”.

 

En ese periódico trabajó, de manera continuada, como corresponsal en Telde durante 16 años y 17 días seguidos. “Durante ese periodo tuve como diez compañeros distintos trabajando a mi lado en la corresponsalía: desde Teresa García y Alejandro Zabaleta hasta Pedro Hernández, pasando por profesionales tan conocidos en Telde como Esther Medina y Marcos Álvarez. Telde nunca fue plaza fácil para trabajar. Esto en el mismo medio, porque también coincidimos en las mismas trincheras, aunque bajo pabellones distintos compañeros como Gaumet Florido, Haridian Mederos, Carmelo Ojeda o Cristina González”.

 

Hace un año, aproximadamente, trabaja como redactor y locutor de los servicios informativos de Canarias Radio La Autonómica. “Una oportunidad que nunca podré pagar a quienes han confiado en mí y que ha supuesto mi reencuentro con la radio, casi 20 años después”.

 

El mundo de los medios sigue todavía envuelto en su particular crisis, reinventando formatos y sistemas de conexión con el público, “pero en esta casa si hay algo de lo que no nos podemos quejar es de ilusión, esfuerzo, profesionalidad y, especialmente, muy buen ambiente. Creo que una de las claves, a veces no muy habitual, es el reparto ecuánime de las cargas de trabajo. Sobre esa base se puede construir mucho”.

 

En Canarias Radio, junto a Javier Granados, Paola Llinares, Raquel Quiñones, Mercedes Martín, Laura Afonso, Ce Castro y Noemí Galván, se dedica a surtir de contenidos los boletines informativos horarios y sus grandes piezas: Canarias a la 1 (13:00 horas) y Canarias a las 6. Además de trabajar en los servicios informativos, realiza el programa “El Club de la Cultura”, que se emite los viernes a las 19:30 h y en redifusión los sábados a las 13:30 h.

 

Este verano “he podido contar con un espacio propio todos los sábados, A la Fresca, donde hemos hecho una curiosa mezcla de música, entrevistas y oferta cultural desde una óptica más que desenfadada. En la capital nos pueden escuchar en el 100.8 de la FM. Y en Telde, también en el 91.4”.

 

Cubren las siete islas y “ofrecemos prácticamente 16 horas de contenidos propios diarios con una parrilla amplia y variada que, en menos de 10 años de vida, ha llevado a la radio autonómica a estar entre las primeras de ámbito regional. Todo es fruto de un trabajo conjunto. Por el micrófono hablamos unos pocos, pero me gustaría destacar el trabajo de dos grupos que para los oyentes pasan desapercibidos: el de los técnicos y el de las productoras. Sin ellos, créanme, no haríamos radio, sino churros”.

Antonio José Fernández está felizmente emparejado y tiene una niña. Tiene entre sus aficiones, el Club Baloncesto Gran Canaria, del que “soy socio desde hace más de 10 años y que me ha llevado ya a visitar unas cuantas ciudades con las fases finales de la Copa del Rey. Y otra afición, igual de descontrolada, es la de la numismática, que la heredé de mi tío hace ya casi 30 años y que no es otra cosa más que coleccionar monedas. Tengo como 4.000 distintas de 201 países, pero en casa todavía me caben más... por si alguien quiere contribuir a la causa. Ahora mismo me tienen loco las de 2 euros conmemorativas”.

 

La radio es magia. Tiene un gancho especial y un poder sobrenatural. Antonio José Fernández disfruta de ello, le deseamos el mayor de los éxitos en esta nueva andadura y que nosotros lo oigamos. Claro que sí.

 

Antonio José Fernández Ponce

1) ¿Conoces TeldeActualidad?

Así es. De hecho, como en el caso de mi hija, asistí al parto. Escuché los primeros llantos de la criatura de Carmelo Ojeda allá por 2005.

 

2) ¿Qué sección es la más que te gusta?

Lo ojeo con fruición. Y eso implica que vea todas las secciones con asiduidad. Así que no puedo decantarme por alguna en concreto. Está claro que tiene todos los frentes cubiertos. Me parece un producto bastante digno. Y, como todas las cosas, tiene sus puntos fuertes y también sus puntos débiles.

 

3) ¿Cómo te enteras de las noticias de tu ciudad?

A través de los compañeros de la prensa escrita, tanto Canarias7 como La Provincia, aunque en los últimos años ya no dispongan de tanto espacio ni páginas como hace dos años y medio, cuando se daban 2 y 3 páginas respectivamente cada día, incluso los domingos. Y, evidentemente, a través de Teldeactualidad. En este caso, estoy conectado con el sistema de alertas de 'wasap' del medio, lo cual a veces puede acabar siendo un B-52... Ya sabes, un famoso bombardero (risas). En cualquier caso, y bromas aparte, lo deseable para cualquier ciudadano es informarse por este y por todos los medios a los que pueda tener acceso, redes sociales públicas incluidas. Luego le tocará el ejercicio de formarse su propio criterio.

 

4) ¿Cuáles son tus expectativas?

Cuando cumples cierta edad y pasas por ciertas experiencias, como un quirófano, tu visión de la vida cambia. Me conformo con ser feliz. Y eso lo consigo procurando hacer bien mi trabajo, tiendo a ser perfeccionista, y teniendo a mi lado a quienes me quieren y quiero. En ocasiones, los humanos no es que vean muertos, como el niño de 'El sexto sentido', sino que se mueren de un día para otro, sin esperarlo, y resulta que han malgastado su vida. Es lícito avanzar y crecer en el plano que uno quiera, pero sin querer amargar la existencia de los demás.

 

5) ¿Alguna recomendación para la gente joven que quiere ser cómo tú?

Si hubiera alguien que quisiera ser como yo, cosa que por ahora desconozco, habría que llevarlo al médico. Inmediatamente. No creo ser un buen ejemplo en nada. Bueno, a lo mejor como aficionado del Granca y como compañero que se preocupa por los becarios... Me hablas de gente joven y este verano he tenido la oportunidad de trabajar con varios compañeros de prácticas. Su predisposición a aprender me ha conquistado desde el primer momento. Y encima han venido de fábrica con cualidades.

 

¡Imagínate! Esta profesión se aprende en la calle, pero la facultad, si la sabes aprovechar y utilizar, te da un plus muy importante. En especial, apúntate un nombre por ahí: Tomás Galván. Si el mercado laboral le da la oportunidad, va a dar mucho que hablar en unos años. En un plano más general, los chicos de hoy día lo tienen más complicado que antes. La caradura de algunos empresarios no ayuda, pero entiendo que si ellos se siguen formando y no se dificultan mucho la vida con hipotecas prohibitivas o grandes cargas económicas, en el futuro tendrán la oportunidad de ser ellos y no otros, formándose y haciéndose un nombre en esta profesión, los que decidan el destino de sus vidas.

 

6) ¿Cuál es tu signo del zodiaco?

Acuario. Curiosamente, nacido un 24 de enero. Ese es el día de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas.

 

7) Tres cualidades principales de tu pareja ideal.

Es importante que sea responsable, que se muestre siempre sincera y que rebose sentido del humor. Eso lo tiene que traer de serie, al igual que el amor. Y la paciencia, que a veces soy muy cabezota. Como me has pedido tres y te he nombrado cinco, quédate con las primeras.

 

8) El día más feliz de tu vida.

Cuando has tenido una vida moderadamente dichosa es imposible señalar sólo uno. ¿El día que nació mi hija? ¿Cuando acabé la carrera? ¿El primer beso de mi último amor?

¿Mi reencuentro con la radio? Empiezo a entender lo mal que se pasa cuando te entrevistan. Mis disculpas desde aquí a todos los que en su momento..., pues eso.

 

9) Última película de cine vista:

La niebla y la doncella. El cine español tiene otro olor y otro color desde hace 25 años, pero es que encima llevamos unos cuantos haciendo que Canarias, con su impresionante plató natural, se convierta en especial protagonista. Esta película misma, por ejemplo, es un thriller de obligado visionado para todos aquellos que hayan ido o quieran ir a La Gomera, donde se ha rodado. Ah, y también para aquellos seguidores de Roberto Álamo, Aura Garrido y Verónica Echegui. Además, hoy en día se pueden comprar entradas online a 4,90 euros. No va a hacer falta esperar a que el gobierno baje el IVA cultural del 21 al 10%.

 

10) Último libro leído:

Ahí, como vulgarmente se dice, me has cogido porque hace mucho tiempo, por motivos de falta de tiempo, que no tengo la ocasión de acabarme uno. Eso sí, lo compenso leyendo prensa y boletines en la radio. El último con el que lo intenté fue La carta esférica, de Arturo Pérez Reverte. El problema es que el vuelo hasta las Azores sólo duró tres horas. Imposible acabarlo. Y a la vuelta estaba entretenido viendo las fotos de ese vergel.

 

11) Mejor sentimiento del mundo:

Sonará utópico, pero desde luego que es el amor. Y la amistad, desde luego.

 

12) Restaurante preferido:

Nunca he dicho que no a deshacer un solomillo de El Gallo Feliz entre mis dientes. Dicho lo cual, me consta que en Telde hay unos cuantos, y buenos. Pero pisando la ciudad de los faycanes tantas horas al día, sobre todo en épocas pretéritas, uno casi que prefiere pasar su tiempo de asueto en otros lares. Y no creo que sea el único plumilla que lo piensa.

 

13) Fútbol o telenovela:

Si la pregunta es desde 1995 para acá, ni lo uno ni lo otro. Si buscas dinamismo, juego limpio y otra serie de virtudes el baloncesto es lo tuyo. Basta con ver lo bien que se llevan ocho aficiones distintas en una fase final de la Copa del Rey.

 

14) Detalla uno de tus defectos.

En esta pregunta te agradezco que sólo me pidas uno. Creo que soy asquerosamente demasiado ordenado. Pero ya que estamos, añade también que soy un poco tozudo.

 

15) Un lugar idílico:

Una puesta de sol en Los Altos de Garajonay; una medianoche contemplando las estrellas junto al Roque de Los Muchachos; una cena escuchando fados en Lisboa; un pateo por Amsterdam; el puente de Carlos, en Praga. Elige tú porque a mí me resulta imposible. Supongo que influirían mucho el momento y la compañía.

 

16) ¿Qué harías si te tocase la lotería?

Pues lo he pensado tantas veces que creo que por eso mismo no me toca. La verdad es que no me queda ya mucho, pero poco pelo se me iba a seguir viendo. Y después de esto, que básicamente significa perderse durante un tiempo, hay una escala de temas que se abordarían en función del número de ceros.

 

17) Un político nacional o internacional que te haya gustado.

No sé si es verdad o postureo porque no he estado en Uruguay, pero más allá vi al expresidente de aquel país viviendo como un mortal más. Luego extrapolo ese modus vivendi a la clase política en nuestro país y me caigo por un lateral de la cama. Vamos, que ni en sueños... Ah, el señor en cuestión se llama José Mujica (sin tilde). Realidad o ficción, está ahí.

 

18) ¿Algún comentario de la vida política o situación social/política de Telde?

Esto daría para una tesis y creo que los lectores que han llegado hasta aquí, que no deben ser muchos, están pidiendo a gritos una visita al cuarto de baño. Así que seré breve. Conozco de primera mano la evolución que ha tenido Telde en estos últimos 17 años. Destaco una primera parte en la que la criatura creció de manera aceptable, la teníamos bien aseadita, comía, era feliz, hizo la Primera Comunión y todo eso. Pero luego llegó un día en el que el crío enfermó. Ahora muchos estarán pensando en el 1 de marzo de 2006, pero no tiene por qué ser necesariamente esa fecha. Podría ser hasta antes, figúrese. Podría. Y de allá para acá, que diría mi amiga Cristina González, el chiquillo cada vez se ha ido poniendo peor a pesar de las numerosas descargas que le han dado con el desfibrilador para intentar reanimarlo.

 

Esto es como cuando tenemos al viejito de turno en la UVI, que luego lo pasan a planta y parece que se ha recuperado... y a los dos días el hombre pasa a otra dimensión. Pues eso. ¿Es difícil decir quién tiene la culpa? Desde luego que no. Y me explico. Todos, con mayúscula, la tienen. Todos menos los que aún no han gobernado. Unos más y otros menos, pero todos... to-dos... han ayudado. Y como uno no sabe cómo arreglarlo, pues por eso mismo no se dedica a la política. A quienes intenten ponerle remedio quizás haya que agradecerles la tentativa, pero también exigirles que sean sinceros desde el principio -entiéndase, antes incluso de la campaña electoral- y no prometan aquellas cosas que de antemano saben que no van a poder cumplir. Amén.

 

Comentarios

  • Esther Medina
    30/10/2017 - 11:43

    Menos mal que solo es un cambio de formato, de llegar papel a las ondas, y sigues con tu labor informativa, porque sería una gran lástima perder la a alguien tan riguroso y 'puntilloso' como tú. Compi, trabajar contigo fue un verdadero placer -aun con tus manías (algunas se me pegaron) y apuros- y escucharte también lo es. Disfruta de esta nueva etapa. ¡Nos vemos pronto!

    6
    0
  • Cristina González
    29/10/2017 - 18:50

    Un placer leerte. Hace ya tiempo que por cosas del destino solo se te puede escuchar o por la radio o tomando un café de por medio. Nadie te discutirá que eres tozudo y cabezota jaja, pero tampoco nadie puede discutir que eres un gran profesional. Ha sido un placer compartir contigo momentos de esta profesión y ojalá que podamos seguir compartiendo momentos de la vida. Un beso grande.

    4
    0

Enviar Comentario

X