06/12/2017 - 17:49

Cenofobia, despejando la equis

Fernando Ojeda

Fernando Ojeda

Asignamos a la palabra xenofobia los tristes significados de hostilidad, recelo, rechazo e incluso odio al extranjero. Pero a uno se le supone de ciencias…y después de tantos años resolviendo ecuaciones. Permitan que, una vez más despeje la equis…

 

Hete aquí (allá también) el resultado o solución : ¡ Cenofobia ! (1)

 

Favor de no interpretar como miedo a las cenas, pongamos por ejemplo las de navidad…

 

Designa esta palabra el temor al vacío, también al miedo enfermizo a los grandes espacios, aquí caben (cada vez menos ) piensan algunos, las grandes superficies. Pudiera ser que esos algunos tengan ese padecimiento, y huyan de la gran extensión en forma de piel de toro que es la península ibérica; que ya es llevar al extremo la oposición a los toros y sus corridas…

 

¡ Pero no !, la patología de los individuos esos nos lleva a otro espanto, creen los estudiosos que el conocido como Onomatofobia, dícese del miedo morboso a escuchar determinados vocablos o nombres. Hagan idea de por ejemplo España, españoles e incluso toda una familia de palabras castellanas ellas.

 

Haciendo balance, hay personas que enfrentan hacer las Américas de nuevo. Y asimismo hay empresas, que estas para los balances….

 

A propósito de hacer las Américas. Testigo de piedra ( 2 ), Colón en el puerto de Barcelona señala hacia allá. ¿ Estará irritado el Almirante del mar océano ? ¿O sea no será asunto del colon irritable?

 

Eso es la Proctofobia, fobia al recto (favor de no interpretar como el recto proceder). Tendencia muy frecuente en las personas que padecen de colon irritable. Pues sus partes intestinas escapan a todo control y jugándoles una mala pasada dejar escapar algo de heces (favor de no relacionar con la efusión de eses nuestras), vamos…. ¡una cagada!

 

Notas

1.- Los palabros Cenofobia, Onomatofobia y Proctofobia, son ciertos. Pueden buscar significados en un diccionario, ejercicio este recomendado por médicos del lenguaje.

 

2.- Monumento a Colón inaugurado en 1888. Un año posterior se dotó de ascensor interior. El primer día de uso sufrió avería y quedó encerrado dentro por unos minutos el alcalde Rius i Taulet ...el mecanismo era tipo prensa...¡ hidráulica eh!

 

Fernando A. Ojeda Pérez es ingeniero industrial y ciudadano de Telde.

 

Enviar Comentario

X