03/12/2017 - 10:13

¡Vivas a La Concepción de Jinámar¡

Francisco Martel

Francisco Martel

Amigos lectores-as, de nuevo llega la fiesta en honor de la Inmaculada el 8 de diciembre que con entusiasmo siempre celebra el pueblo de Jinámar.

 

Les aseguro que al pasar por allí siempre me vienen bonitos recuerdos de la escuela de mi niñez, de mi primera comunión con D. José Pérez Mendoza, de mi primera misa… Sí, más de una vez recuerdo a algún amigo de infancia cuando me decía: “Paco, fíjate lo bonita que está la Virgen Inmaculada, la mejor artista de la creación”.

 

Amigos, recordemos que fue el papa Pio lX quien la declaró Inmaculada el 8 de diciembre de 1854 y la Iglesia desde entonces celebra que la Virgen María fue concebida sin pecado siendo elegida para ser la Madre de su Hijo Jesús. No, no me cabe duda que la Virgen es la gran mujer que nos enseña quién es Dios en nuestra vida y de ahí que pueda decir a los lectores-as que al pasar por la Iglesia me vienen muchos recuerdos de familia, de escuela, de primera comunión, de ida al Seminario y de mi Primera misa... Sí, más de una vez aún recuerdo al amigo de infancia que me decía: “Paquillo, fíjate lo bonita que está la Virgen que es la mejor artista de la creación”.

 

Amigos, recordemos que fue el papa Pio lX quien la declaró Inmaculada el 8 de diciembre de 1854 y que desde entonces la iglesia católica celebra que la Virgen fue concebida sin pecado y que Dios la eligió para ser la Madre del Salvador del Mundo.

 

Sepamos que el dogma de la Inmaculada Concepción, también conocido como Purísima Concepción, es una creencia del catolicismo que sostiene que la Virgen María, a diferencia de todos los demás seres humanos, no fue nunca alcanzada por el pecado original sino que, desde el primer instante de su Concepción, estuvo libre de todo mal. Por eso desde este escrito en TeldeActualidad doy vivas a la Inmaculada Concepción.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Enviar Comentario

X