30/07/2017 - 09:29

¡Murió el niño inglés Charlie¡

Francisco Martel

Francisco Martel

Amigos-as: Al enterarme días pasados de la muerte del pequeño Charlie he rezado pro sus padres luchadores hasta el final. Les aseguro que muchas veces temo a los pequeños por las preguntas que hacen esperando sencillas respuestas.

 

De verdad que en estos días me he unido a millones de personas que han seguido la historia del pequeño inglés Charlie Gard que nació sano, pero que, a los dos meses comenzó a estar enfermo, teniendo que ser hospitalizado debido a una enfermedad genética donde músculos, pulmones y otros órganos quedaron sin energía.

 

Ante este delicado cuadro el personal médico pidió a la Justicia el desconectarlo, cosa a la que se resistieron sus padres Chris Gard y Connie Yates.

 

De verdad que el hecho conocido por infinidad de personas hizo que entre todos reuniesen más de un millón y medio de dólares para llevar al pequeño a Estados Unidos donde le ofrecían alguna esperanza de Vida. A todo esto el mismo Papa Francisco salió en defensa de este inocente. A todo esto, decían los padres, podemos ver que no podemos decidir nosotros si nuestro hijo vive o no, ni tampoco cuándo o dónde va a morir. Constatamos que nosotros y sobre todo nuestro hijo hemos sido totalmente ignorados durante todo este proceso”.

 

Amigos, la noticia última bien triste es que el bebé falleció este viernes día 2 de julio. También decirles que el mismo Papa el domingo pasado afirmaba que él seguía con “emoción” el caso “rezando por los padres con la Esperanza de que sus deseos de acompañar a su hijo no fuesen desdeñados”.

 

Acabo confesando que el caso del niño me lleva a pensar el tiempo que viví en la Amazonas del Brasil donde nunca vi a padres quitando la vida de sus hijos observando que en nuestro mundo, sí, el de acá, que llaman civilizado no faltan “los verdaderos salvajes que viven muy cerca de nosotros”.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Comentarios

  • javier burón monís
    30/07/2017 - 12:15

    ¡Adiós a Charlie Gard, el 'bebé' inglés de tan solo 10 meses al que Dios ha preferido que no siguiera 'sufriendo' más y sin ninguna solución médica, se lo ha llevado con él al 'cielo'...! Mis condolencias a esos padres tan jóvenes y que han padecido lo 'indecible' pero la vida tiene estos 'golpes' que, muchas veces son para nosotros 'incomprensibles'. ¡Descansa en paz, 'chiquitín' y que tus 'papis' superen lo antes posible tu 'pérdida', para ellos 'irreparable'...! ¡Adiós, Charlie, todos 'te queremos' y te 'recordaremos'...! Don Francisco Martel, estas fueron las palabras que publiqué en Facebook, el mismo día que se dio la noticia, bastante 'dura' para los que 'amamos' la vida tanto como a Dios, que es quien nos 'transmite' todos sus 'parabienes' pero que, en alguna ocasión, y este es uno de esos casos, en que nos parece una resolución, la que ha tomado Dios, de mirar más por esa 'critatura' que por el lógico sufrimiento de esos padres que 'nunca le olvidarán'. De cualquier forma ya nos llegará el momento de 'comprender' esa actuación 'divina' de un Dios al que nos 'aferramos' porque lo 'necesitamos'. ¡Que Charlie conviva con Dios en el 'paraíso'...! Un saludo, Javier Burón.

    2
    0

Enviar Comentario