13/03/2017 - 07:56

Candidatos de partido y un candidato de país

María Mir-Rocafort

María Mir-Rocafort

 (Escribí estas líneas muy temprano en Facebook dentro de mi saludo habitual a los amigos y compañeros. Luego las pasé a Notas para poder compartirlas. Ahora la paso aquí porque, aunque no es un artículo, sino solo una nota espontánea, creo que conviene que se lea y aquí apela a más lectores).

 

Vale la pena leer este artículo de Inma Carretero en cadenaser.com sobre el hormiguero en que se ha convertido el PSOE tras el golpe que defenestró a Pedro Sánchez.

No se aprecia la más mínima deriva hacia el ex Secretario General; podría decirse que todo lo contrario. Lo que presenta, de principio a fin, es un partido ensimismado en la lucha de poder, con líderes enfrascados en evitar a toda costa que Pedro Sánchez vuelva a ser elegido por la militancia poniendo en peligro el futuro político de los que viven del partido.

 

Otra vez, ni una sola palabra sobre proyectos, sobre las propuestas de unos y otros para enfrentarse a la catástrofe social del país. Lo que importa a los medios no son las soluciones que el PSOE pueda aportar, sino la lucha interna que ha convertido el presente del partido en un culebrón.

 

Ante esto, los militantes y simpatizantes socialistas siguen con su lucha anónima utilizando las redes para divulgar los actos de Pedro Sánchez, sus propuestas, su proyecto.

Un hecho fundamental diferencia a Pedro Sánchez del otro candidato y de la candidata posible.

 

Susana Díaz montó un escándalo el 1 de octubre para eliminar al Secretario General sabiendo que la imagen del partido quedaría tocada de muerte ante la opinión pública. No le importó. Mantuvo a toda costa la estrategia de Montoro: que el país se hunda, ya lo levantaremos nosotros.

 

Patxi López obedeció a la Gestora y se abstuvo en el Congreso para permitir el gobierno del Partido Popular. Que ahora intente copiar el compromiso socialdemócrata de Pedro Sánchez, no cuela. Hoy gobierna en España un partido de derechas asistido por un PSOE cómplice de su política antisocial gracias a la abstención de Patxi López y de todos los hombres y mujeres que traicionaron los principios socialistas poniendo por encima de todo su condición de hombres y mujeres de partido.

 

Lo que el artículo no dice, tal vez porque no puede, es que los partidarios de Pedro Sánchez no quieren un PSOE ganador; no quieren un candidato con cultura de partido que anteponga el clientelismo a cualquier otra consideración. Quieren un Secretario General socialista que proponga a los españoles una alternativa al desempleo, al empleo precario, a la pobreza que ha arrastrado a la mayoría a un pasado de corrupción, de privilegios intocables para una minoría; a un país donde impera , por encima de todo y de todos, una lucha brutal por la supervivencia.

 

Leed el artículo. Hace un buen análisis; un análisis certero de un partido que daría pena si no fuera por el entusiasmo épico con que militantes y simpatizantes están luchando por defender los principios y valores socialistas que defiende Pedro Sánchez.

 

María Mir-Rocafort es analista sociopolítico y columnista.

 

Enviar Comentario