05/03/2017 - 10:24

Desmemoria histórica

Sonia Carrasco

Sonia Carrasco

Muchos andan desmemoriados desde aquel 26 de diciembre de 2007 en la que se formalizó la Ley de Memoria Histórica. Una Ley nacida para aquellos que directamente sufrieron y padecieron las injusticias por motivos políticos, de creencia religiosa, ideológicos y las graves violaciones de los Derechos Humanos en el periodo que va desde la Guerra Civil hasta el fin de la Dictadura.

 

El Gobierno de Mariano Rajoy ha presumido en estas últimas semanas de dar cumplimiento a dicha Ley. ¿Saben cómo? Dotando a la partida de la memoria Histórica de cero euros desde 2012; y ese mismo año se deshizo de la Oficina de Víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura, que se encargaba de coordinar las exhumaciones de los restos de los desaparecidos.

 

La ONU en 2014 le dio un tirón de orejas al Gobierno de Mariano Rajoy con la conclusión estrella de que “España hace poco” por la búsqueda de la verdad, la justicia sobre los damnificados y, sobre todo, por la reparación a las víctimas.

 

Además, la ONU también muestra su malestar con la Ley de Amnistía que se convierte en el principal obstáculo en la búsqueda de la justicia, de hecho, los casos se archivan sin que los propios jueces conozcan los hechos que se exponen.

 

Mientras tanto, la Fundación Francisco Franco premia a tres altos cargos del PP por “defender la memoria del Caudillo” y ofrecen ayudas, en concreto para asistencia jurídica letrada, a aquellos Alcaldes que eludan la Ley de Memoria Histórica. Un poco contradictorio, ¿no?, máxime teniendo en cuenta que el Ministro de Justicia defiende las actuaciones del Gobierno en cuanto a la Ley.

 

Hemos escuchado muchas veces que la Ley de Memoria Histórica lo que hace es reabrir heridas, como en octubre del año 2016 recordaba el Arzobispo de Oviedo; y yo le pregunto a este señor: ¿Quién cierra las heridas de los familiares y víctimas? Pues, precisamente, la Memoria Histórica.

 

Encima hemos tenido servida la polémica después del mensaje de Navidad de SS.MM Felipe VI, el cual ante la frase “son tiempos para profundizar en una España de brazos abiertos y manos tendidas, donde nadie agite viejos rencores o abra heridas cerradas"; ha causado la indignación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que ha formulado queja ante la Oficina del Defensor del Pueblo.

 

En definitiva, la Ley de Memoria Histórica para el PP, es dejarlo en la desmemoria, ya lo dejó claro en 2008 cuando dijo que “Eliminaría todos aquellos artículos que hablan de dar dinero público para recuperar el pasado. Yo no daría ni un solo euro del erario público a esos efectos”.  

 

 La recuperación de la Memoria Histórica juega un papel determinante para la reconciliación real de la sociedad española. La Ley de Memoria Histórica seguirá siendo una asignatura pendiente si usted no la dota de partida presupuestaria para investigar los crímenes del fascismo y resarcir a las víctimas, ya no con dinero, sino con la recuperación de sus familiares aún en fosas comunes, con su reconocimiento y dignificación hacia ellas. Que nadie quede impune.

 

Sr. Rajoy, no se burle de las familias de los 114.226 desaparecidos. Ellos sí tienen memoria.

 

Sonia Carrasco Martín es miembro también del Colectivo Voces Transversales.

 

Enviar Comentario