03/02/2013 - 17:43

Cristina Rivero: "El baile me enseña valores, sentimientos y disciplina"

TA publica una entrevista a la joven bailarina teldense realizada por el periodista Adolfo Rodríguez

Adolfo Rodríguez

Cristina Rivero:
Cristina Rivero Arencibia (Foto Adolfo Rodríguez)
“El baile me ha enseñado y me enseña valores, sentimientos, disciplina y que el trabajo y el esfuerzo son cosas fundamentales en la vida”. Así se pronuncia la joven teldense Cristina Rivero Arencibia, vecina de San Juan, en una entrevista realizada por el periodista Adolfo Rodríguez.
  
“El baile me aporta hasta el punto de que mi vida se basa en ello y mi principal objetivo es ese, el baile. Podría decir que la danza lo que realmente me aporta es felicidad”.
  
-¿En este momento se considera importante o una opción?
No me considero una persona importante, ni siquiera creo que tenga una vida interesante o diferente al resto de la gente pero creo, o con esto me estas demostrando, que para ti si lo soy o por lo menos un poco, pues hay miles de personal a las que puedes hacerles la entrevista y que me hayas elegido a mi… No sé, es un placer.
 
-En su vida han sido características las actividades extraescolares, ¿de dónde saca tiempo para todo?
Siempre he creído que al día le faltan un par de horas, pero aún así creo que todo es cuestión de organizarse e ir priorizando según tus objetivos. A lo largo de mi vida he tenido que elegir entre unas cosas u otras y siempre que he dejado algo ha sido por falta de tiempo, pero con el que tengo, hago lo imposible para aprovecharlo al máximo, son muchas cosas las que hay que hacer y el tiempo, como dicen, es oro.
 
-¿Cómo es el día a día de Cristina Rivero?
Mi día a día es normal, como el de cualquier persona estudiante supongo. De Lunes a Sábado por la mañana tengo una rutina bastante estricta, y los fines de semana y en mis huecos libre intento estar con mis amigos y familia, pasármelo muy bien y disfrutar todo lo que pueda. Un ejemplo de un día cualquiera de la semana sería: Me levanto sobre las 6:30, me ducho, me acicalo, desayuno etc., y me voy a la universidad, de 9:00 a 14:00, llego a mi casa y almuerzo. A las 15.30 tengo clases de piano en la Escuela de Música de Telde, hasta las 16:30.Vuelvo a mi casa, me ducho y me preparo para ir a Las Palmas, a la Academia de Miriam Juan donde recibo clases de ballet clásico de 17:30 a 19:30. Después voy a la Academia de Danza Rocío Pozo, donde estudio Danza Española, de 20:00 a 21:30. Regreso a mi casa me ducho, ceno y me pongo a estudiar hasta que el cuerpo aguante o hasta que lo ojos se me cierren. Y entonces me voy a la cama hasta que suena un día más el despertador y vuelta a empezar.
 
-¿Qué le aporta el ballet a Cristina?
¿Qué me aporta el ballet? Pues no sé, yo creo que me lo aporta todo, o casi todo, con la ayuda de las profesionales que me dirigen. El baile me ha enseñado y me enseña valores, sentimientos, disciplina, que el trabajo y el esfuerzo son cosas fundamentales en la vida. Me aporta sabiduría, firmeza, templanza, fuerza, tantas cosas como la amistad de mis compañeras. Me aporta hasta el punto de que mi vida se basa en ello y mi principal objetivo es ese, el baile. Podría decir que la danza lo que realmente me aporta: es felicidad.
 
-¿Y Cristina al ballet?
Esta pregunta es más difícil. No creo que yo le aporte mucho la verdad. Puede ser que las personas como yo le aportamos al ballet, un reconocimiento continúo de lo que realmente significa. Creo que luchamos y vivimos porque el baile es una forma de vida y hacemos todo que en nuestras manos está, para que este mundo no desaparezca. Y, personalmente, lo único que yo verdaderamente le aporto es el amor que por ello siento, mis ganas y mi empeño.
 
-¿Cuándo bailas prevalece el disfrute personal o las ansias por transmitir lo que sientes?
Creo que para poder transmitir lo que siento es necesario un previo disfrute personal. Como dije antes, el baile me hace feliz y cuando bailo y disfruto, siento que llego al público para el que bailo. Así que el disfrute personal prevalece, pero es necesario para conseguir el principal objetivo.
 
-¿Cuál sería el estreno más importante de tu vida?
Nunca lo he pensado, y al escuchar la pregunta se me han venido a la cabeza numerosos momentos. Por ejemplo; me encantaría bailar con mi profesora de danza algún día, las dos solas en un escenario, o bailar en cualquier teatro con una compañía, formando yo parte de ella como bailarina profesional. Un estreno que no sería imposible y que me encantaría poder hacerlo pronto sería poder bailar con mis compañeras y amigas Carla y Jennifer, las tres solas, mostrando a la gente que nos quiera ver lo que sentimos por eso que las tres juntas luchamos, el baile. Y no sé la verdad, ahora cualquier estreno para mi sería el mejor.
 
-Si tuvieras que elegir una compañía sería…
Me da igual, creo que en cualquier compañía podría ser feliz, y solo pensar que pertenezco a una me pone la piel de gallina. Empezar poco a poco y llegar a lo más alto es mi objetivo.
 
-¿Por qué Trabajo Social como carrera universitaria?
En principio escogí Trabajo Social, porque debido a la carrera de danza, no me podía ir fuera a estudiar lo que realmente me gustaba, (periodismo como tú). De todos las que había era la que más me atraía, pero es verdad que de algún modo siempre la he tenido en mi mente, pues tengo a mucha gente de referencia en esta profesión, y jugaba con la ventaja de conocerla bastante bien antes de empezar a estudiarla. Y ahora pienso que hice lo correcto, pues el trabajo social se basa en la lucha para el cambio, para la transformación de la sociedad paso a paso, y me gusta pensar que con mi granito de arena, pueda ayudar a que la transformación sea posible.
 
-¿Trabajadora social o bailarina?
Bailarina por supuesto. Es mi sueño y es por lo que me levanto cada día y dedico la mayor parte de mi tiempo, de mi trabajo, de mi esfuerzo, es lo que ocupa mi mente durante largas horas de vida. Ser bailarina no es fácil, cuesta y cuesta mucho, he tenido que elegir muchas veces entre mis amigos y el baile, entre el ocio y el baile, entre dormir y el baile y siempre escojo la segunda opción, espero que no sea en vano, y que todo mi empeño sirva para algo. Soy consciente de que la carrera de una bailarina no es para toda la vida, pues tenemos en nuestra contra el factor tiempo, quiero decir que es hasta que el cuerpo me permita ejercer como tal, y es entonces cuando me gustaría dedicarme al Trabajo Social.
 
-Hecho del que se siente más orgullosa:
Pues no lo sé la verdad, no es que me sienta especialmente orgullosa de mi misma, en muchos aspectos. Pero me siento orgullosa de mi familia, de que me brinden la oportunidad de hacer lo que me gusta, de hacer realidad mi sueño, y orgullosa de no haberles decepcionado hasta el momento. Me siento orgullosa de ser amiga de los amigos que tengo, porque son personas increíbles y tal vez no me los merezca. Y me siento orgullosa de esta entrevista porque le he contestado a un amigo con el corazón totalmente abierto.
 
-¿Y del que menos?
Pues no sé, tal vez cuando decidí quedarme en la isla para estudiar Trabajo Social, y terminar el Grado Medio de Danza Española, lo hice por miedo a lo desconocido, y no me atreví a irme a Madrid y terminar los estudios de Danza allí. A lo mejor no fue lo más correcto y eso haga que mi carrera vaya un poco más lenta, pero bueno, hay que ser consecuente con las decisiones y ahora esto es lo que tengo, pero estoy muy contenta a pesar de todo. Como un día dijo mi amiga Ainhoa, no debemos arrepentirnos de nada en la vida, simplemente aprender de los errores.
 
-Una anécdota que haya marcado a Cristina Rivero:
Bueno, mi vida está llena de anécdotas de todo tipo; con mis amigos tengo millones, he vivido momentos de reír hasta que me duela la barriga, de llorar hasta que las lagrimas no me dejan ver. Momentos en los que nos hablamos con silencios y nos lo decimos todo con la mirada. Con mi familia igual, tengo una familia inmensa y cada día es diferente, donde entre discusiones, y risas llenamos las horas. Mis viajes de verano, tanto el de Inglaterra con mi prima Anita, y Nueva York, yo sola fueron momentos indescriptibles para mi. Pero como ya digo, mi vida esta echa de momentos, de anécdotas, yo estoy marcada por lo que día a día me va sucediendo, porque es así como crezco, es así como vivo.
 
-Proyectos de futuro.
Para lograr llegar al futuro con el que sueño, es necesario pensar continuamente en el presente e ir trabajando día a día y poco a poco con muchas ganas y esfuerzo. Ser una gran bailarina es mi deseo y el plan de futuro que para ello tengo es irme dentro de un par de años a la gran capital para estudiar el Grado Superior de Danza Española. Es necesario formarme para conseguir lo que quiero. Obviamente en este mismo futuro, sobra decir que también sueño seguir contando con mi familia, y con los amigos que tengo, porque sin ellos yo no veo, ni tengo ningún futuro.
 
 

Comentarios

  • Paco j. Gonzalez
    15/11/2016 - 09:55

    No descansare hasta verte bailar en el teatro real de Madrid.

    0
    0
  • Carmelo R.
    09/06/2014 - 12:19

    Deseo, Cristina, que tu calidad como bailarina supere tu calidad humana. Pero lo tienes difícil, porque tu listón está muy alto. No seas tan humilde, ¡¡¡créetelo!!! Ya ves que lo estás consiguiendo, pasito a pasito, "partido a partido" como dice el Cholo. Besos.

    0
    0
  • Leo
    05/02/2013 - 11:44

    Esta entrevista está un poco desfazada, ya que en la actualidad ya ha terminado su carrera de Trabajo Social y se encuentra desde septiembre de 2012 en Madrid realizando su sueño, practicar y aprender baile. Ánimo Cristinita . Besos.

    0
    0
  • Carmelo Almeida Santana
    04/02/2013 - 07:41

    Enhorabuena Cristina. He leído toda la entrevista y me ha gustado. Se desprende de tus palabras, frescura, alegría, juventud, una gran fe en el futuro y un gran lazo familiar, que me consta que existe. Felicidades y adelante. Un abrazo.

    0
    0
  • Una teldense por el mundo
    03/02/2013 - 20:44

    ¡Felicidades Cristina! Llegarás muy lejos, y, además, tiene la suerte de tener a una Gran familia.

    0
    0
  • MAIKA
    03/02/2013 - 19:42

    Muchas Felicidades que tenga muchas exitos . Y desde aqui felicitar a su madre Mari Carmen (ATS) , se lo merece.

    0
    0
  • Eloísa Gutierrez
    03/02/2013 - 19:34

    Mientras esta joven se sacrifica para tener un futuro y no depender de nadie, cientos de jóvenes de su misma edad no tienen metas que alcanzar. Bueno, sí, tienen dos metas en su vida : sacar el carnet de conducir y echarse un novio. Sin formación, en la mayoría de los casos, a los veinte años ya son madres. Madres que solicitan una vivienda, ayudas de los Servicios Sociales, una paga de 400 euros,... pasando a ser una lacra para nuestra sociedad. Respecto a Cristina, a la que no conozco, me atrevo a afirmar que hay una familia que se sacrifica para que ella, con su esfuerzo alcance las metas que se proponga. Así crecieron mis hijas, de las que hoy me siento muy orgullosa.

    0
    0

Enviar Comentario