13/08/2015 - 19:06

La batalla Navas de Tolosa se sigue desde Ojos de Garza

Un calle del barrio costero recuerda una cruzada acontecida en Jaén en 1212

Luis A. López Sosa

La batalla Navas de Tolosa se sigue desde Ojos de Garza
Calle Navas de Tolosa (Foto Luis A. López Sosa)
Luis A. López Sosa

Vamos hoy de paseo por el barrio de Ojos de Garza, concretamente en la zona al Poniente de la Ermita de Santa Rita y, en el núcleo poblacional, buscamos la calle Navas de Tolosa, encontrando su inicio en la calle Bravo Murillo, desde donde con orientación Naciente-Poniente y, tras recorrer unos 230 metros, aproximadamente, finaliza desembocando en la calle Severo Ochoa.

 

Por el Norte linda con la calle Nuestra Señora de la Cabeza  y por el Sur lo hace con la calle Severo Ochoa.

 

Esta nominación aparece en documentos censales referidos al 31 de diciembre de 1970, aunque no podemos precisar la fecha de su aprobación por carecer de documentación que pueda dar testimonio de ello.

 

No obstante, desde entonces aparece formando parte del Callejero del distrito 6º, sección 7ª del Censo Municipal de Habitantes y Edificios.

 

Sinopsis de la nominación

La batalla de Las Navas de Tolosa, llamada en la historiografía cristiana también «batalla de Úbeda», enfrentó el 16 de julio de 1212 a un ejército aliado cristiano formado en gran parte por las tropas castellanas de Alfonso VIII de Castilla, las aragonesas de Pedro II de Aragón y las navarras de Sancho VII de Navarra contra el ejército numéricamente superior del califa almohade Muhammad an-Nasir en las inmediaciones de la localidad jienense de Santa Elena.

 

Fue iniciativa de Alfonso VIII entablar una gran batalla campal contra los almohades tras haber sufrido la derrota de Alarcos en 1195. Para ello solicitó al papa Inocencio III apoyo para favorecer la participación del resto de los reinos cristianos de la península ibérica, y la predicación de una cruzada por la cristiandad prometiendo el perdón de los pecados a los que lucharan en ella; todo ello con la intercesión del arzobispo de Toledo Rodrigo Jiménez de Rada.

 

Saldada con victoria del bando cristiano, fue considerada por las relaciones de la batalla inmediatamente posteriores, las crónicas y gran parte de la historiografía como el punto culminante de la Reconquista y el inicio de la decadencia de la presencia musulmana en la península ibérica, aunque en la realidad histórica las consecuencias militares y estratégicas fueron limitadas, y la conquista del valle del Guadalquivir no se iniciaría hasta pasadas unas tres décadas.

 

Toponimia del barrio

Según el doctor Don Pedro Hernández Benítez, la toponimia Ojos de Garza, viene de la semejanza de unos riscos existente en esta playa del municipio teldense, con las cuencas de los ojos de una garza.

 

Ya es difícil ver volar por estos lares a esta ave marina, que hasta finales del siglo XIX abundaban por las costas isleñas, junto a las gaviotas, pardelas y otras especies. Nuestras islas fueron hasta esa época, el lugar donde anualmente descansaban las aves migratorias que iban desde el Continente Africano al Europeo o a la inversa, por existir muchas albercas o depósitos, lagunas y nacientes de agua, además de una frondosa vegetación y un clima especialmente idóneo.

 

Este paraíso, en el que se encontraba la incipiente Vega Mayor de Telde y gran parte del suelo isleño, llegó en pocos años a la plenitud de la fertilidad y la producción agrícola, pero como de costumbre, la mano del ser humano interviene en la degradación y el exterminio de la naturaleza y de todo aquello que tenga vida animal o vegetal.

 

Generalmente esto suele pasar por el afán de la sobre explotación del momento, sin que a nadie se le ocurriera pensar en una política de agricultura sostenible, que no fuera la riqueza a corto plazo y el hambre o el desastre social del futuro.

 

Ello se hizo patente cuando en los inicios del siglo XX, por el uso y el abuso de los pesticidas, fugicidas y demás productos químicos, en los cultivos de tomateros que envenenaron el medio ambiente y casi llevan al exterminio a muchas especies animales, entre las que se encontraban las garzas, las cuales ante tal amenaza, inteligentemente y para nuestra desgracia, dejan de pasar en su migración por nuestras islas, seguramente por considerarnos uno de sus mayores depredadores.

 

Si se considerara el beneficio que aportan las garzas, al igual que otros tantos animales, al ciclo evolutivo del medio ambiente, nos daríamos cuenta de la necesidad que tenemos de la presencia de éstos en la expresión positiva de la vida en el planeta, pero desgraciadamente al llegar a este punto en el razonamiento, podemos descubrir sin asombro alguno, que los peores enemigos del planeta somos precisamente los humanos, sí... esa especie animal que además es capaz de pensar como hacer el daño lo más positivamente posible.

 

Efemérides

Sucedió hace ahora mismo 121 años, concretamente el 13 de agosto de 1894, que en el puerto de La Luz, fondea el vapor “Roxana”, embarcación de recreo dotada de un lujo desconocido hasta entonces. Los camarotes eran unas grandes habitaciones tapizadas, con dormitorio, salón y cuarto de baño. En el “Roxana” viajaban los príncipes de Broglie, acompañados de la señora Clarmont Tenere y del marqués de Rianeseser, aristócratas franceses. Ya en tierra cumplimentaron al alcalde de la ciudad Don Felipe Massieu Falcón, quien les invitó a dar un paseo por la carretera del Centro, deteniéndose la comitiva a almorzar en su finca de El Batán.

 

Louis-Victor Broglie, príncipe de Broglie; nació en Dieppe, Francia, en el año 1892 y fallecería en París, en el año 1987. Este aristócrata francés fue además Un estudioso en la física teórica, en particular en aquellos aspectos a los que se refirió con el nombre de «misterios» de la física atómica, o sea, a problemas conceptuales no resueltos en aquel entonces por la ciencia. Miembro de una familia perteneciente a la más distinguida nobleza de Francia, sus parientes destacaron en un amplio rango de actividades, como pueden ser la política, la diplomacia o la carrera militar. Su hermano Maurice, estudió en física las condiciones del átomo, de quien De Broglie heredó el título de duque tras su fallecimiento.

 

Sucedió un día tal como hoy, hace ahora mismo 54 años, es decir el 13 de agosto de 1961, en la República Democrática Alemana, al incrementarse el ritmo de huidas a la zona occidental se da orden de iniciar la construcción de un muro que delimite ambas zonas de la ciudad a la vez que aísle completamente el Berlín occidental. El "muro de la vergüenza", como será llamado por la indignación que causará en Occidente, se convertirá en doloroso símbolo de la Guerra Fría y de la opresión comunista. El muro de hormigón tendrá 5 metros de altura y estará coronado por alambre de espino electrificado y vigilado por torretas con guardias y ametralladoras. En sus cercanías se colocarán minas antipersona y con el tiempo se extenderá más de 120 kilómetros, dividiendo Berlín en dos y rodeando completamente la zona occidental.

 

Muchas personas murieron en el intento de superar la dura vigilancia de los guardias fronterizos de la RDA cuando se dirigían al sector occidental. El número exacto de víctimas está sujeto a disputas y no se conoce con seguridad. La Fiscalía de Berlín considera que el saldo total es de 270 personas, incluyendo 33 que fallecieron como consecuencia de la detonación de minas. Por su parte el Centro de Estudios Históricos de Potsdam estima en 125 la cifra total de muertos en la zona del muro. El Muro de Berlín cayó en la noche del jueves, 9 de noviembre de 1989, al viernes, 10 de noviembre de 1989, 28 años después de su construcción. La apertura del muro, conocida en Alemania con el nombre de “die Wende” (El Cambio), fue consecuencia de las exigencias de libertad de circulación en la ex-RDA y las evasiones constantes.

 

Contemplado la foto de la Playa de Gando y la patética imagen del Lazareto de Gando, pensamos en los temas tratados hoy, de una parte la propia nominación que hace alusión de una batalla, a una mal llamada “Guerra de Reconquista”, puesta su titulación a gusto de quienes gobiernan en el momento, cuando en realidad debió ser de “conquista”, ya que, el dominio de los musulmanes lo fue por algo más de ocho siglos y los anteriores pobladores de Hispania eran los visigodos y no los castellanos o aragoneses.

 

Hispania o la Península Ibérica, era por aquel entonces, un grupo de reinos dispares que además guerreaba unos contra otros, pero la pericia de Alfonso VIII al recurrir a la mediación del papa Inocencio III, consigue la unificación de los ejércitos para luchar contra el infiel, a modo de cruzada cristiana, dejando de un lado los intereses territoriales o ideológicos por los cuales anteriormente habían luchado y muerto gran parte de sus súbditos.

 

Por otra parte vemos como, a pesar de las penurias que se vivían en nuestra isla a finales del siglo XIX, la visita de los príncipes Broglie, pone en marcha el protocolo oficial y el alcalde Massieu Falcón, cumplimenta servilmente a los aristócratas franceses, quienes me imagino se reirían de la copla, al comprobar tanta entrega oficial, en medio de una evidente carencia de medios y servicios.

 

La comitiva que se desplazó por la carretera del Centro hasta la finca de El Batán, era una contraposición a la realidad que vivía el pueblo llano, con enfermedades infectocontagiosas y pasando hambre, debido al aislamiento al que era sometido el Archipiélago Canario por parte de la “madre patria” y la inestabilidad social europea.

 

El correctamente llamado “muro de la vergüenza”, coartaba la libertad de los ciudadanos de la República Democrática Alemana, a los que se les hizo prisioneros en su misma tierra. Era inadmisible el férreo y demencial control que se tenía sobre la población y la cantidad de personas que murieron por querer llegar a la libertad.

 

Recordamos el reportaje televisivo que se emitió como consecuencia de la caída del muro de Berlín, la forma tan llana que conllevo tal efemérides, que en gran medida minimizó el sacrificio de todos aquellos que perdieron la vida en el intento. Dio la impresión de que fuera algo sin importancia alguna, pero el revuelo que se formó fue de escala internacional.

 

De patética calificamos la imagen del Lazareto de Gando, un inmueble que debió haberse declarado, hace tiempo, como Bien de Interés Histórico Cultural, que debió haberse dotado de la infraestructura vial necesaria para que fuera compatible la visita del ciudadano, delimitándose la zona de interés militar, pero esa posesión castrense fue algo que nació en pleno régimen franquista y a ninguna autoridad civil se le hubiese ocurrido reclamar ese derecho en favor de la ciudadanía.

 

Un tanto igual ocurre con la Playa de Gando, una de las mejores calas de la isla y que está sometida a un uso exclusivamente militar o de las familias y amigos de éstos. Esta circunstancia choca frontalmente con la Ley de Costas, que en este caso mira hacia otro lado, concretamente medio kilómetro más al norte, hacia las Playas Ojos de Garza o Tufia, con empecinamiento y obstinación.

 

Damos por finalizada nuestra visita de hoy, guardamos lo positivo que hayamos podido tratar en la gena y, emprendemos una nueva caminata con rumbo al Naciente, nos vamos a la Playa Ojos de Garza, donde visitaremos la calle de Navío, a fin de conocer algo más sobre el lugar de su ubicación y sobre esta embarcación, pero bueno… eso será en la próxima ocasión, si Dios quiere, allí nos vemos. Mientras tanto…cuídense.

 

Sansofé.

 

Enviar Comentario