09/08/2015 - 23:42

A Navarra se llega desde Los Llanos de Telde

Una calle del núcleo comercial de la ciudad recuerda a esta comunidad autónoma

Luis A. López Sosa

A Navarra se llega desde Los Llanos de Telde
Calle de Navarra (Foto Luis A. López)

 Paseamos hoy por el barrio de San Gregorio, concretamente por la zona del Mercado Antiguo de Minoristas, donde vamos en busca de la calle Navarra, la cual se inicia en la calle Argentina, desde donde con orientación Norte-Sur y, tras recorrer unos 240 metros, aproximadamente, va a finalizar desembocando en la calle Ruiz, después de cruzar la calle Picachos.

 

Linda por el Poniente con la calle Ruiz y Por el Naciente lo hace con la calle Argentina.

 

Esta nominación aparece por primera vez en los documentos censales referidos a los inicios de la década de 1950, pasando desde entonces a formar parte del Callejero del distrito 2º, sección 1ª del Censo Municipal de Habitantes y Edificios.

         

Esta zona supuso una primera expansión del Casco Urbano de la población a partir de 1948, fecha en la que se realiza la apertura de diversos viales y se prolongan otros tanto, llegando en nuestros días a extenderse hasta la zona del Campillo por el la do Sur y hasta el sector de Narea por el Naciente.

 

Sinopsis de la nominación

Navarra, denominada oficialmente Comunidad Foral de Navarra, es una comunidad foral española situada en el norte de la Península Ibérica. Limita al norte con Francia (departamento de Pirineos Atlánticos), al este y sureste con la comunidad autónoma de Aragón (provincias de Huesca y Zaragoza), por el sur con la de La Rioja y por el oeste con la del País Vasco (provincias de Álava y Guipúzcoa). Posee un exclave (Petilla de Aragón) rodeado totalmente por la provincia aragonesa de Zaragoza. Es el territorio correspondiente a la Alta Navarra del Renacimiento (la Baja Navarra forma parte de Francia).

 

Está compuesta por 272 municipios y cuenta con una población de 644 477 habitantes (2013),4 de la que aproximadamente un tercio vive en la capital, Pamplona (196 955 habitantes), y más de la mitad en el área metropolitana de la misma (328 511 habitantes).

 

La primera vez de la que se tiene constancia escrita del término Navarra es en el siglo IX, en la obra Vita Karoli Magni escrita por Eginardo, en la cual se describen las intrusiones del rey franco Carlomagno hasta el río Ebro. Se cree que el topónimo Navarra podría derivar del vocablo naba, de origen prerromano, probablemente protovasco, cuyo significado sería el de tierra llana rodeada por montañas, perfectamente aplicable a Pamplona y su entorno.

 

En la etapa pre-romana, la zona que ocupa la actual Navarra estaba habitada por los vascones. La zona del valle del Ebro fue romanizada con la expansión del Imperio Romano, no así la zona pirenaica. Tito Livio fue el primero en redactar una reseña historiográfica de los vascones, los cuales se relacionaron con Roma de varias formas, incluso formando parte de sus ejércitos.

 

Con la caída de Roma, en la península entraron una serie de pueblos germánicos, entre ellos los visigodos. Éstos acabaron creando un reino cristiano con capital en Toledo en la antigua Hispania romana. Los visigodos también entraron en contacto con los vascones, los cuales estaban menos romanizados que la mayor parte de los habitantes del territorio peninsular.

 

Lo que hoy conocemos como Navarra se estructuró tras la invasión musulmana de la península en el siglo VIII y el fin del poder godo. El norte de la comunidad permaneció poco tiempo bajo dominio musulmán y pronto se organizó en un núcleo cristiano de fugaz sometimiento al Imperio Carolingio y con centro en la ciudad de Pamplona, población fundada en época romana como Pompaelo por Pompeyo sobre un asentamiento vascón preexistente denominado «Iruña». Su primer soberano conocido fue Íñigo Íñiguez —o Íñigo Arista, cabeza conocida de la primera dinastía navarra. De este modo se conformó el Reino de Pamplona, más tarde llamado Reino de Navarra.

 

El título del príncipe heredero o princesa es Príncipe de Viana, o Princesa de Viana, que hoy en día ostenta Leonor de Borbón, hija y heredera del rey Felipe VI de España. La actual Comunidad Foral de Navarra procede del antiguo Reino de Navarra, que estuvo vigente hasta 1841 y del cual emana su particular régimen de autogobierno, denominado Régimen Foral. La organización jurídico administrativa actual se basa en el Amejoramiento de 1982, que supuso la adaptación de la tradición foral a la Constitución Española de 1978, concretamente en virtud de la disposición adicional primera de esta última, que reconoce y ampara los derechos históricos.

 

Excepto en los tiempos de expansión del Reino de Navarra, desde el siglo XVI hasta principios del XX había sido una pequeña región agraria de poco desarrollo socioeconómico. Actualmente, Navarra es una de las comunidades de mayor riqueza relativa y bienestar socioeconómico.

 

Las fiestas de San Fermín, que se celebran todos los años el 7 de julio, son una celebración conocida a nivel internacional, sobre todo desde que las popularizara el escritor estadounidense Ernest Hemingway, un asiduo de las mismas.

 

Toponimia del lugar   

En este sector, donde se ubica el vial que nos ocupa, a unos 200 metros hacia el Naciente, existe actualmente, aunque en total desuso, un complejo de cantoneras que en su día tuvieron una gran importancia en la distribución de las aguas procedentes del llamado “estanque de Los Picachos”, propiedad de la Heredad de Aguas de la Vega Mayor de Telde y que regaban los cultivos existentes hasta la zona costera, así como el estanque en cuestión y las ruinas, cada vez más abandonadas, del ingenio de moler caña de azúcar de Los Picachos, cuya conservación al parecer no importa a nadie. Es un conjunto de cosas que nos hablan del pasado glorioso, que debemos conocer, proteger y respetar, como legado generacional.

 

Para encontrarnos con la toponimia del barrio de “San Gregorio”, hemos de remontarnos al año 1485, fecha en la que mandara construir Alonso Rodríguez de Palencia una ermita, para atender el servicio religioso de los esclavos y libertos que moraban en barracones de uso común o chozas individuales, respectivamente, ocupados en su gran finca donde se cultivaba la caña de azúcar y en el ingenio que allí construyera. Fue puesta bajo la advocación de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y antes de finalizar el siglo XV, una vez cumplidas las condiciones iniciales establecidas en la data, Alonso Rodríguez de Palencia vende el ingenio ubicado en Los Picachos y la finca del entorno al portugués Gonzalo de Jaraquemada.

 

La configuración del terreno, una explanada llana y el apellido de su nuevo dueño, hacen que surja la toponimia-antroponimia de “Los Llanos de Jaraquemada”, la cual perduraría durante varios siglos, aunque la misma quedaría reducida simplemente a “Los Llanos”, para definir esta zona al Poniente del barrio de San Juan, toponimia que aún se sigue empleando por muchos de los naturales del lugar.

 

En el año 1847 tiene lugar la segregación de la Parroquia matriz de San Juan Bautista, por demanda del aumento poblacional del barrio de Los Llanos, pero hemos de llegar al año al año 1866, para ver como se finaliza la construcción del templo neoclásico, que orientado de Naciente a Poniente ofrece una simple y elegante fachada presidida de un frontón principal de medio punto, un amplio y luminoso interior dividido en tres naves, separadas por dos columnas rematadas por arquería de medio punto, que es puesto bajo la advocación de San Gregorio Taumaturgo como patrono, quedando Nuestra Señora del Perpetuo Socorro como copatrona.

 

Este nuevo templo se convierte en el centro urbano del barrio que a partir de ese entonces pasa a denominarse oficialmente como “barrio de San Gregorio”, si bien la antigua denominación de “Los Llanos” se sigue empleando por los vecinos que hemos nacido en el mismo.

 

Concretamente esta zona donde estamos ahora y hasta llegar al camino de El Contrapeso, era un conjunto de hermosas fincas de plataneras, la “Finca del Campillo” propiedad del Sr. Sosa y otros más, los cuales sufrieron la pérdida del mercado europeo para la exportación de sus productos, con lo cual se urbanizaron las tierras y ahora se construyen de una forma especulativamente reglada.

 

Efemérides

Un día tal como hoy, hace ahora mismo 191 años, es decir el 9 de agosto de 1824, se recibe en la Audiencia una real orden para iniciar expediente sobre la ubicación de la capital de Canarias que, hasta entonces estaba en Las Palmas de Gran Canaria. De los informes recibidos por parte de los Ayuntamientos aspirantes, Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y Las Palmas, en un informe se escribió lo siguiente: “La Laguna dice que Santa Cruz no puede ser la capital, porque su puerto está situado en una playa árida”. Aunque siempre había habido una rivalidad entre la ciudad de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria.

 

Cuando Canarias llegó a ser una provincia de España en 1.821, Santa Cruz fue nombrada capital de Canarias por tener el puerto más importante de las islas en ésta época. Aunque en los siguientes años Las Palmas empezó a ser más poderosa económicamente, debido una gran parte al comercio de la cochinilla y a su gran importancia cual estación carbonera. Al mismo tiempo, el comercio de vino de Tenerife estaba en declive y la introducción de Cabildos en las islas en el año 1.911 reduce aún más si cabe el poder de Santa Cruz. Finalmente, en 1.927, las islas canarias quedaron divididas en dos Provincias; La Palma, El Hierro, La Gomera y Tenerife en el Oeste con Santa Cruz como capital y Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria en el Este con Las Palmas como capital.

 

Sucedió Que un día tal como hoy, hace ahora mismo 79 años, es decir el 9 de agosto de 1936, durante la celebración de los Juegos Olímpicos de Berlín, Jesse Owens, atleta afroamericano, gana su cuarta medalla de oro, batiendo el record mundial de 4 x 100 relevos. Adolf Hitler que deseaba utilizar estas Olimpiadas como escaparate de la supremacía de la raza aria, se descoloca cuando Owens gana las pruebas de 100 y 200 metros lisos, salto de longitud y la carrera de relevos. Hitler, que tiene previsto estrechar las manos a todos los vencedores de estos juegos, abandona el estadio con gesto contrariado antes que felicitar a los deportistas negros, el fanatismo de los nazis recibió un revés en pleno rostro.

 

James Cleveland "Jesse" Owens, había nacido en Oakville, el día 12 de septiembre de 1913 y falleció en  Tucson, el día 31 de marzo de 1980, fue un popular atleta estadounidense de origen afroamericano. Fue el atleta más exitoso de los juegos olímpicos del verano de 1936. En su nombre, fue instituido el premio Jesse Owens por la importancia de su carrera. Muchas universidades querían ficharle, pero finalmente Owens escoge la Universidad Estatal de Ohio y sólo después que le prometieran trabajo a él y a su padre, asegurándose la estabilidad económica de su familia. Durante esta época, en la que se le apoda cariñosamente como "Buckeye Bullet", consigue el récord de ocho campeonatos NCAA (National Collegiate Athletic Association).

 

Hoy vienen a mi mente bellos recuerdos de mediados de la década de 1980, cuando acompañando al equipo de fútbol del Unión Deportivo Telde, nos desplazamos a Madrid, de allí hasta Zaragoza donde debíamos dormir, pero que por aquello de que era la Fiesta del Ejército, no tuvimos alojamiento y después de cenar continuamos viaje hacia Pamplona. Era una guagua de 56 plazas a tope y tuvimos que ir diciendo chistes por el camino José Antonio Arbelo Alayón y yo, para que el personal no se quedara dormido y menos aún el chófer. Llegamos a Pamplona a las 2 y media de la madrugada y nos fuimos a descansar.

Al día siguiente, el día era espléndido e hicimos una hermosa excursión, es una tierra muy bonita y de preciosos lugares. Allí estuvimos dos días, hasta que el C.D. Osasuna Promesas, nos metió 3-1 y seguimos de viaje hacia Bilbao. Visitamos todo el país vasco y luego regresamos hacia Madrid, en un viaje que duró algo más de una semana. Fue gratificante el viaje y muy edificante la convivencia que los compañeros de viaje. Es el momento de dejar un grato recuerdo a la persona de Don Carmelo Martín Calixto (q.e.p.d.).

         

La rivalidad que históricamente ha existido entre Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, ha llegado a extremos demenciales por parte de los chicharreros, a negar la ayuda económica necesaria para hacer funcionar el Lazareto de Gando, a anular en una ocasión la división provincial, al pataleo cuando esta se consiguió, situación que se dio de igual forma cuando se consigue la Universidad en Las Palmas de Gran Canaria.

         

Y es que hay quienes prefieren quedar tuertos con tal de verte ciego, pero lamentablemente, no sé si es consecuencia del comportamiento antisocial de los chicos de enfrente, pero ellos siempre quieren tener lo mejor, incluso cuando aquí llueve simplemente, allí diluvia y se inundan los municipios, siempre lo de ellos es de mayor categoría, para lo bueno o para lo malo.

         

La evidencia de lo natural puede generalmente contra la ignorancia de los fanáticos, es el caso de Adolfor Hitler frente la exhibición atlética realizada por Jesse Owens, más conocido como “El Antílope”. La tan aireada supremacía de la raza aria se tuvo que tragar su orgullo ante el sacrificio de otro atleta de raza negra, que para la primera era considerado como no perteneciente al género humano.

         

Siempre el fanatismo, genera desde la ignorancia la prepotencia o la intolerancia en el trato a los demás seres humanos, cuando la realidad de la naturaleza impone sus evidencias, por lo general suelen quedar como burdos cobardes y son capaces incluso de desmentir aquellos principios por los cuales han cometido verdaderas burradas.

 

En el paseo de hoy nos hemos tropezado un edificio como el antiguo Mercado de Minoristas (hoy Casa de la Juventud), que ofrece un alto deterioro en su conservación, estado que va en detrimento del Patrimonio Municipal y también las ruinas (cada vez más deterioradas) del ingenio de moler caña de azúcar de Los Picachos, catalogados como de especial protección del Patrimonio Histórico, situación que viene arrastrando desde algo más de dos décadas.

 

Aunque no sirve de nada echar la culpa de estas situaciones a los políticos de anteriores mandatos, que si fueron responsables, tanto como los que están actualmente gobernando, tienen la misma culpabilidad, ya que, todos han cometido las mismas dejaciones en sus obligaciones.

 

Dejamos aquí nuestra intervención de hoy, para dirigirnos a otro lugar, esta vez caminamos hacia el Sureste, concretamente a la Urbanización de Ojos de Garza, donde visitaremos la calle Navas de Tolosa,  con el fin de saber algo más del lugar de su emplazamiento y sobre esta histórica batalla, pero bueno, eso... será en la próxima ocasión, si Dios quiere, allí nos vemos. Mientras tanto…cuídense.

 

Sansofé.

 

Enviar Comentario